Noticias: Por un berrinche frena el PRI en el Congreso un exhorto para liberar a Raúl Hernández

El Sur de Acapulco

Hugo Pacheco León/Chilpancingo

En represalia porque los perredistas no les aprobaron un exhorto al gobierno estatal para que rehabilite la casa en la que nació el general Vicente Guerrero en Tixtla, los diputados priístas no permitieron un llamado similar al Juez Mixto de Primera Instancia en Ayutla para que agilice la resolución y desahogue pruebas de descargo para dejar en libertad al dirigente indígena me’phaa Raúl Hernández Abundio.

Raúl Hernández

En este último punto de acuerdo se proponía otro exhorto a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) para que se desista de la acción penal, porque de las pruebas desahogadas durante el proceso se desprende que han quedado desvanecidos los elementos contra el dirigente mixteco, preso de conciencia según declaratoria de Amnistía Internacional del 11 de noviembre de 2008.

El punto de acuerdo serviría de presión al Juez Mixto de Primera Instancia del Distrito Judicial de Allende con sede en Ayutla, Alfredo Sánchez Sánchez, para liberar de inmediato a Raúl Hernández.

Pero no, los priístas prefirieron desquitarse del desdén al punto de acuerdo presentado minutos antes en tribuna por su diputado Rubén Valenzo Cantor.

En esta penúltima sesión del Congreso local –antes de que culmine el próximo martes 15 el segundo periodo ordinario de sesiones–, a tribuna subió Valenzo Cantor quien detalló que la casa donde nació el general Vicente Guerrero está deteriorada y que como aprte de los festejos del Bicentenario de la Independencia, pedía que el gobierno estatal la rehabilitara.

Pero los diputados perredistas, sin argumento alguno y por instrucciones de su vicecoordinador parlamentario, Sebastián de la Rosa Peláez, rechazaron la propuesta, que se regresó a comisiones.

Así que cuando tocó el turno a De la Rosa, luego de presentar su punto de acuerdo a favor del dirigente indígena de Ayutla Raúl Hernández, el coordinador de los diputados del PRI y presidente de la Comisión de Gobierno, Héctor Vicario Castrejón, ordenó a sus diputados y a los del PVEM que votaran en contra de la propuesta perredista, así que el asunto fue regresado a la Comisión de Gobierno.

El acuerdo propuesto por De la Rosa habría sido oportuno para la liberación de Raúl Hernández, consierado preso de conciencia por Amnistía Internacional, luego de que el pasado 26 de mayo –de acuerdo con la información proporcionada por el Centro de Derechos Humanos Tlachinollan– el Juez Mixto de Primera Instancia, Alfredo Sánchez Sánchez, con sede en Ayutla, realizó una inspección ocular en la comunidad me’phaa de El Camalote y verificó la falsedad en las declaraciones que hizo el principal acusador, “por lo que el indígena me’phaa tiene que ser puesto en inmediata libertad”.

Y es que de acuerdo con las acusaciones que hay en el expediente sobre el caso de Raúl Hernández, el testigo Fidel Remigio Mendoza asegura que desde su domicilio pudo ver cómo Raúl discutía con la víctima, Alejandro Feliciano García, la noche del 31 de diciembre del 2007, momentos antes de que éste apareciera sin vida. La distancia que señaló que había entre su domicilio y la iglesia del poblado, supuesto lugar del suceso, era de 10 metros aproximadamente.

No obstante, la noche del 26 de mayo pasado, el juez Alfredo Sánchez Sánchez, acompañado del secretario de acuerdos, Julián Agustín Caro Escamilla, el titular del Ministerio Público, Rubén Figueroa Rosas, y del comandante regional de la Policía Estatal, Tomás Chegüe Espíndola, realizaron una inspección ocular –que ofreció la defensa legal de Raúl Hernández como parte de la últimas pruebas antes del cierre de instrucción–, y en ésta las autoridades constataron que el principal denunciante de Raúl mintió, pues verificaron que la distancia entre el domicilio de Remigio y la iglesia del poblado es de 210 metros y por los accidentes geográficos del terreno y la oscuridad no pudo tener la suficiente visibilidad, como asegura en su declaración.

Por lo anterior, el Centro Tlachinollan concluye que esta certificación que realizó el juez, el miércoles 26 a las 11 de la noche, y en donde estuvieron a integrantes de la Organización de Pueblo Indígena Me’phaa (OPIM), resta valor probatorio al testimonio de Fidel Remigio, y en consecuencia se debe dar el desistimiento de la acción penal contra Raúl Hernández, “porque queda evidenciado una vez más, que está preso bajo delitos fabricados y por su trabajo a favor de los derechos humanos de los pueblos indígenas e incluso por esta injusticia Amnistía Internacional lo adoptó como preso de conciencia”.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: